Entrevista a Blas Ruiz Grau, autor de «Que nadie toque nada»

Hoy entrevistamos a Blas Ruiz Grau, autor de «Que nadie toque nada. Mitos y realidades del procedimiento policial y forense».

A principios de la década del dos mil se empezaba a retransmitir en Estados Unidos la famosa serie CSI, Crime Scene Investigation, que pronto aparecería en las pantallas españolas de la mano de Telecinco, en el año 2002. Un año después, en 2003, ofrecíamos la primera edición de nuestro curso Introducción a la Ciencia Forense. Desde entonces hemos recibido siempre la misma pregunta por parte de nuestros asistentes: «¿Lo que se muestra en las series de televisión es así en la realidad? ¿Son fieles a la realidad los episodios de CSI?»

Una pregunta tan insistente merecía una respuesta por nuestra parte, pero también ha resultado un motivo de reflexión. ¿Por qué tanto interés en saber si lo que se narra es verdad, si tiene fundamento científico? Pues bien, mientras que muchos aspectos son reales y reflejan con fidelidad la labor cotidiana del forense, otros no lo son tanto. En algunas ocasiones se trata de licencias narrativas, en otras entendemos que se trata de necesidades del guión (¡no se puede hacer esperar a la audiencia mientras se realiza un análisis completo de ADN!).

Por esta razón, después de recomendar unas cuantas lecturas para este verano, nos pareció que podría ser muy interesante conocer la perspectiva de uno de los autores, Blas Ruiz Grau, dado que se había tomado muy en serio aquella insistente pregunta,  como para elaborar el libro «¡Que nadie toque nada! Mitos y realidades del procedimiento policial y forense» Así que decidimos solicitarle una entrevista, que gentilmente nos concedió y que publicamos a continuación. ¿Cuánto hay de mito y cuánto de realidad? Nos lo explica el autor.

 

BCN Forensics (BCNF). A lo largo de la historia, ¿Siempre se han investigado las muertes?

Blas Ruiz Grau (BRG). Me consta que sí. Hay documentos antiquísimos que hablan sobre las primeras investigaciones criminales. E incluso ya se comenzaron a desarrollar ciencias como la Entomología Forense hace muchísimos siglos, ya que se guiaron por unas moscas para esclarecer un asesinato en el Japón feudal.

BCNF. ¿Un forense sólo trabaja con cadáveres?

BRG. En absoluto. Hasta donde yo sé hacen más trabajo con vivos que con muertos.

BCNF. Veo que en tu obra haces mucho énfasis en explicar los errores cometidos al narrar hechos relacionados con el crimen y, en especial, con las Ciencias Forenses. Pero, en realidad, lo que yo percibo es que en tu libro nos explicas una parte importante de las Ciencias Forenses. Y coincide además con un gran interés de nuestros alumnos, que suelen preguntar por los mitos de CSI. ¿Por qué crees que se debió decidir emplearlos en esta serie?

BRG. Porque, precisamente, es una serie que hace hincapié en esta labor, ergo debería estar mucho mejor documentada. Una cosa es que se vea de pasada su trabajo y por eso decidan tomarse ciertas licencias, pero es que es escandaloso porque nada es como nos lo pintan ahí.

BCNF. Desde una perspectiva un poco más general, ¿por qué crees que han aparecido los mitos que desmontas en tu libro?

BRG. Siempre me lo he preguntado. Supongo que alguien decidió un día hacer la ficción así y el resto lo tomó como un decálogo. Era lo que vendía, funcionaba bien y, ¿para qué mostrar la realidad entonces? El problema es que yo creo que esa realidad supera la ficción.

BCNF. Si nos ponemos en la piel de un presunto criminal ¿crees que conocer mejor los mitos que tratas en tu libro le puede ayudar a cometer el crimen perfecto?

BRG. No, ya que por suerte no existe el crimen perfecto. Los pocos rescoldos que quedaban para cometerlo se esfumaron con la aparición de los análisis de la conducta. Siempre se deja una evidencia, si no es física, será conductual.

BCNF. ¿Por qué crees que el criminal tiene un modo de operar que suele coincidir en muchos casos con el de otros criminales? ¿Le encuentras alguna relación con los mitos que tratas?

BRG. La mente es muy compleja, pero en lo criminal siempre hay una serie de patrones que se repiten. ¿La razón? La desconozco. De todos modos, siempre aparece alguno que sorprende. Siempre.

BCNF. ¿Crees que tu libro puede desanimar a los forenses en su trabajo cotidiano?

BRG. Supongo que no. Su trabajo es tan interesante que no veo motivos para ello.

BCNF. ¿Hay situaciones que no son tan comunes y que no has descrito? O bien, ¿Se repiten mucho estas situaciones que describes?

BRG. El problema es que se repiten demasiado las situaciones que describo.

BCNF. ¿Cuáles son las consecuencias positivas que puede tener la lectura de tu libro?

BRG. Creo que puede ayudar a conocer y entender una realidad que es fascinante. Y, sobre todo, puede pasar un rato muy entretenido.

BCNF. Explícanos un detalle que encontraste especialmente interesante durante la elaboración de tu libro.

BRG. Como yo partía sobre la base de mis propios lectores en cuanto a conocimiento policial y forense, todo me sorprendió. No me esperaba que todo estuviera tan mitificado, la verdad. Aunque quizá una de las cosas que más me sorprendió fue ver cómo trabajaba en realidad un forense. No a oscuras y en un lugar lúgubre, como siempre hemos visto.

BCNF. ¿Cómo surgió la idea de publicar un libro sobre este tema?

BRG. Porque tenía demasiado material en una libreta como para dejarlo ahí. Llegó un día en el que decidí sacarlo fuera.

BCNF. ¿Cómo haces para documentar tu trabajo? ¿Cuándo contactas con alguien, te reciben fácilmente?

BRG. Lo intento hacer siempre sobre el terreno. No me importa meterme en la boca del lobo siempre que pueda recibir algo de ayuda, claro. Al principio me cuesta que me reciban, pero ya han pasado muchos años y he ido ganando contactos muy buenos que me ayudan muchísimo.

BCNF. ¿Tienes idea de publicar alguna nueva obra sobre este tema? ¿Nos lo querrías comentar?

BRG. Jajaja. No puedo contar nada por contrato editorial.

BCNF. Lo comprendo, aunque estoy seguro de que a nuestros lectores les hubiera encantado que les pudieras anticipar algo. Bueno, pues entonces les dejamos aquí el enlace a tu web personal para que puedan consultarla y ver con qué novedades nos vas sorprendiendo. ¡Seguro que seran buenas nuevas! Terminamos aquí esta entrevista recordando algunos de los datos que aparecen en la reseña de tu libro y que seguro que hacen que más de uno se anime a consultarlo, adquirirlo y pasar un buen rato con él este verano (abajo se puede encontrar el enlace):

¿Te has preguntado alguna vez cuánto tarda un análisis de ADN? ¿De huellas? ¿Es necesario que investiguen a oscuras? ¿El cloroformo actúa en una víctima como se nos muestra? ¿Las pistolas con silenciador suenan como en las películas? ¿Un cadáver se identifica tras sacar el cuerpo de una nevera y destapar una manta?

Así, como estos, hay infinitos mitos que Blas Ruiz, con un toque irónico trata de desmontar. Adéntrate en la realidad policial con el fruto de una rigurosa investigación de más de dos años y verás cómo la realidad, muchas veces, supera a la ficción. Además, como bonus, en los últimos capítulos el autor te cuenta cómo fueron las vidas y la obra de los considerados como peores asesinos de la historia de España.

Muchas gracias por tu participación en esta actividad de BCN Forensics y esperamos tenerte de nuevo con nosotros pronto. Recordamos a los lectores que pueden enviarnos sus comentarios, si lo desean, a través de nuestro formulario de contacto. Como siempre, intentaremos responder a todas vuestras preguntas.

BRG. Muchas gracias a ti y ¡hasta pronto!